Habilidades Cimas e Igualdades

HOLA: BIENVENIDOS A ESTA PÁGINA. SI TE HA GUSTADO NO OLVIDES COMPARTIRLA EN TUS REDES SOCIALES. ¡¡GRACIAS!!
Vaya al Contenido

Habilidades Cimas e Igualdades

Espacios De Expresión
Una Publicación de: de Miguel Gh. en Opinión · 19 Febrero 2021
Tags: HabilidadesCimasIgualdadesopinión

Habilidades, Cimas e Igualdades.


Las cosas cambian a través del tiempo, la tecnología, la forma de comunicarnos, etc. pero, en algunos casos, las sociedades no avanzan a la par con el tiempo y la tecnología, pareciera que se está estancado en la forma de pensar, en la forma de ver la vida… y esa forma de pensar te lleva mucho a no avanzar como sociedad, y mucho de eso tiene que ver con los dogmas con los que convive y se desenvuelve la persona misma.

Para que se cambie esa forma de pensar se necesitaría quitarse todo tipo de etiquetas, y tener en mente el verdadero significado de “Igualdad” para así entender los nuevos tiempos.

¿Igualdad?

Todos somos diferentes, pero, de igual forma todos somos iguales, seres humanos con habilidades distintas cada uno de nosotros. Cuando las personas no se dan cuenta de sus verdaderas habilidades, las llegan a confundir con las estupideces que nuestras familias nos aplauden…

"…Mi hijo es bien inteligente… le quitó el juguete al amiguito y el pendejo del amigo ni cuenta se dio…”

Qué triste que un padre o una madre le aplauda esas “habilidades” a un hijo. Pero, ¿Qué son las habilidades?

Desde mi punto de vista, son aquellas con las que tú, como individuo, aportas a la sociedad, en beneficio de todos.

Unas habilidades, sin un fin específico, se convierten en destrezas individuales.

Cuando una persona tiene destreza y ésta solo la usa en su propio beneficio, este individuo solo las usa para incrementar su egoísmo. Puedes ser diestro en robar, pero eso perjudica a quien le has robado. Ahora, multiplica eso mismo por cada familia que conforma la sociedad y te darás cuenta de la inmensidad del problema.

Una persona hábil es más conveniente que una persona con destreza. Una persona hábil puede habilitar una situación. Es decir, que su destreza y habilidad la usa para que, incluso alguien más, desarrolle o ejerza alguna función.

En otras palabras: Lo hace en beneficio de los demás, incluido el mismo.

En una sociedad, en donde las personas se respetan, se avanza mucho más rápido ya que se entiende que todas las habilidades-destrezas, de cada individuo, son esenciales… para todos.

El respeto es lo más importante en las sociedades que han avanzado. Ese respeto se inculca dentro de la sociedad que es una familia y se debe reafirmar en la enseñanza pública. Pero, lamentablemente, en casa se inculca a que “el mejor es el que ordena y manda” sobre los demás. Por otro lado, en la escuela se reafirma esto mismo, “…El mejor es el que sobresale de los demás” y se premia al mejor desempeño…

Se educa para hacerle creer a las personas que el mejor es el que llega a la cima…

Pues bien… desde mi punto de vista, no hay tal cima…

…Todos, en esta vida, somos solo un escalón más en la vida de las demás personas… una vida en donde no hay una cima… solo un escalón más… aquél que piensa que llegó a la cima es aquél que ya comenzó a ser un lastre para la sociedad, ya que no permite que nadie más avance… ya no visualiza un escalón más y, por ende… defiende a muerte su puesto en la cima… impidiendo el avance de los demás… y lo que es peor… sintiéndose el mejor y, por tal motivo piensa, que los demás son unos pendejos...”

Usan las habilidades para impedir que los demás avancen…

Triste realidad del pensar humano… y de la enseñanza pública que lo hace de manera inconsciente, que premia las destrezas, pero, que no potencializa las habilidades de un individuo en beneficio de los demás.

Si se llegase a entender esto, entonces se visualizaría el siguiente escalón, mismo que más de alguna que otra  persona lo hizo y, por tanto, ahora ya hay otro escalón más para avanzar.

No será hasta que se cambie esa forma de pensar-educar que se vería un verdadero cambio social a futuro… Hasta que se entienda que en esta vida no hay una cima. Pero, mientras se eduque con ese principio de “ser mejor que los demás…” no habrá ningún cambio.

Mientras no cambie esa forma de pensar vendrán, no una… sino muchas revoluciones… sin llegar a lograr nada, ya que en las revoluciones solo se busca derrocar… llegar a la cima… solo se buscan culpables… y héroes.

Más nunca se piensa en qué o cómo es que se hará un cambio. Sueñan (los revolucionarios) con que, al momento de derrocar y tener el poder, cambiarán las cosas como por arte de magia… Todos los políticos llegan a decir que van a cambiar las cosas… la realidad es que nunca han pensado en "el cómo". Solo piensan en llegar a la cima… ser el mejor… quedar en la historia.

Se exige igualdad, pero, se educa a ser el mejor que todos los demás… no se educa con igualdad… Se educa a ser diferentes… a ser el mejor.

También es cierto que muchas personas se sienten “habilidosas” pensando que los demás son idiotas y que los tienen a su servicio… pues bien… es la misma pendejada, no existe diferencia… Un ser que se siente mejor que los demás… que siente que ya está en la cima, no importa el nivel de esa cima, ya está en la cima y, por ende, hay que cuidar que nadie más llegue a quitársela.

¿Dónde radica el problema…?

Por muy simple que pareciera la respuesta, es una realidad muy cruel…
El problema radica justo en el escritorio del profesor/a.
Ahí es en donde se encuentra el principio de la decadencia.
Ahí, en el escritorio, está la cima… ahí está el poder…

Continuará…



Todavía no hay reseñas.
0
0
0
0
0

Regreso al contenido